LA OFICINA DE AUDITORÍA INTERNA ¿En realidad conocemos su función?

QQOCAK4L9ZJCABAKOCTCA9H8DKSCA4XS2J2CAK7UBMFCAON3U03CAHWIENGCAYALLZQCAZFLYUWCAXFDZ6JCAEKD09LCAF3KMCLCAY1ARPSCASNGZ4YCAFGHO57CAELGLRWCA8OLI4JCA665DN9“Si no hay sentido de confianza en la organización, si las personas viven preocupadas por cubrirse las espaldas la creatividad será una de las primeras víctimas.” (Napoleón Bonaparte; 15 agosto 1769- 5 mayo 1821)

En ocasiones los auditores internos enfrentan dificultades en realizar su labores, debido a que la gerencia no pueda identificar la importancia de su evaluaciones y la función de la Oficina de Auditoría Interna. Esto, a la vez, conlleva que la gerencia no sea tan cooperadora en proveer la documentación o información necesaria a tiempo, para realizar las evaluaciones correspondientes por parte de los auditores internos.

Consideramos, que la gerencia no puede llegar a concluir que la labor que realizan los auditores internos son obstáculos o impedimentos, para que no puedan realizar sus actividades diarias de administración y operación  de la entidad.

Sin embargo, es necesario, que los auditores internos lleven una comunicación abierta con la gerencia sobre la importancia y el funcionamiento de la Oficina de Auditoría Interna, y  como está  a través de sus auditores contribuyen al mejoramiento de los procesos administrativos y operacionales de su entidad.

Para comenzar, la gerencia debe conocer y entender que la Auditoría Interna (según, el Instituto de Auditores Internos Estados Unidos, en sus siglas en inglés IIA) es una actividad independiente[1] y objetiva de aseguramiento[2] y consulta, creada para agregar valor y mejorar las operaciones de una organización.

Ayudar a una entidad a cumplir sus objetivos aportando un enfoque sistemático y disciplinado para evaluar y mejorar la eficacia de los procesos de gestión de riesgos[3], control[4] y gobierno[5].

Para ello, la función de auditoría interna les provee análisis, evaluaciones, recomendaciones, asesoramiento e información sobre las actividades y áreas examinadas, para aquel personal que tiene la responsabilidad de la administración  y operación de las actividades diarias.

Esto con el propósito de lograr los objetivos establecidos, siendo esto cónsono con la misión y visión de la entidad. Además, la oficina contribuye en el mejoramiento de los sistemas de gestión de riesgos, de control y de gobierno de la entidad, mediante la asistencia  en la identificación y evaluación de las exposiciones significativas a los riesgos.

Así como con la evaluación de la eficiencia y eficacia del sistema de gestión de riesgos. Por otra parte, al considerar los resultados de la evaluación de riesgos de la entidad, la actividad de auditoría interna evaluará si los controles son adecuados, eficientes y eficaces para la administración, las operaciones y los sistemas de información de la organización.

Esto debe incluir lo siguiente:

• Confiabilidad e integridad de la información financiera y operativa,

• Eficacia y eficiencia de las operaciones (gestión o gobierno), comprobando que el manejo de los  recursos humanos, materiales y/o financieros se ejecuten en términos eficientes, eficaces y económicos, así como las metas y objetivos de la organización se cumplan con efectividad,

• Protección de activos, y  cumplimiento de leyes, regulaciones y contratos,

• Propiciar el autocontrol y promover la rectitud e integridad de las funciones directiva y administrativa,

• Obtener mayor confianza, por parte de la administración de la entidad, así como la auditoría externa, los organismos gubernamentales de evaluación, sobre la gestión y la labor de control desarrollada por la Auditoría Interna.

Por consiguiente, los procedimientos de auditoría constituyen en métodos analíticos de investigación y prueba que los auditores deben utilizar en su examen, con el objeto de obtener evidencia suficiente, confiable, relevante y útil que le permitan fundamentar sus opiniones, conclusiones y recomendaciones.

Por su parte, el Instituto de Auditores Interno de Estados Unidos promulgó el Código de Ética con el propósito de  promover una cultura ética en la profesión de auditoría interna, indicando lo siguiente:

“Es necesario y apropiado contar con un código de ética para la profesión de auditoría interna, ya que ésta se basa en la confianza que se imparte a su aseguramiento objetivo sobre la gestión de riesgos, control y dirección.”

De igual manera, el Instituto declara lo siguiente:

El Código de Ética del Instituto abarca mucho más que la definición de auditoría interna, llegando a incluir dos componentes esenciales:

1. Principios que son relevantes para la profesión y práctica de la auditoría interna.

2. Reglas de Conducta que describen las normas de comportamiento que se espera sean observadas por los auditores internos.

Estas reglas son una ayuda para interpretar los Principios en aplicaciones prácticas. Su intención es guiar la conducta ética de los auditores internos.

El Instituto expone que:

“El Código de Ética junto al Marco internacional para la Práctica Profesional y otros pronunciamientos emitidos por el Instituto, proveen orientación a los auditores internos para servir a los demás.

El mencionar a los auditores internos se refiere a los socios del Instituto, a quienes han recibido o son candidatos a recibir certificaciones profesionales del Instituto, y a aquellos que proveen servicios de auditoría interna.”

 En cuanto a la aplicación y cumplimiento, el Instituto señala que:

“Este Código de Ética se aplica tanto a los individuos como a las entidades que proveen servicios de auditoría interna.

En el caso de los socios del Instituto y de aquellos que han recibido o son candidatos a recibir certificaciones profesionales del Instituto, el incumplimiento del Código de Ética será evaluado y administrado de conformidad con los Estatutos y Reglamentos Administrativos del Instituto.

El hecho de que una conducta particular no se halle contenida en las Reglas de Conducta no impide que ésta sea considerada inaceptable o como un descrédito, y en consecuencia, puede hacer que se someta a acción disciplinaria al socio, poseedor de una certificación o candidato a la misma.”

Finalmente, el Instituto espera

que los auditores internos apliquen y cumplan los siguientes principios:

1. Integridad

La integridad de los auditores internos establece confianza y, consiguientemente, provee la base para confiar en su juicio.

2. Objetividad

Los auditores internos exhiben el más alto nivel de objetividad profesional al reunir, evaluar y comunicar información sobre la actividad o proceso a ser examinado.

Los auditores internos hacen una evaluación equilibrada de todas las circunstancias relevantes y forman sus juicios sin dejarse influir indebidamente por sus propios intereses o por otras personas.

3. Confidencialidad

Los auditores internos respetan el valor y la propiedad de la información que reciben y no divulgan información sin la debida autorización a menos que exista una obligación legal o profesional para hacerlo.

4. Competencia

Los auditores internos aplican el conocimiento, aptitudes y experiencia necesarios al desempeñar los servicios de auditoría interna.

 REGLAS DE CONDUCTA

1. Integridad

Los auditores internos:

1.1. Desempeñarán su trabajo con honestidad, diligencia y responsabilidad.

1.2. Respetarán las leyes y divulgarán lo que corresponda de acuerdo con la ley y la profesión.

1.3. No participarán a sabiendas en una actividad ilegal o de actos que vayan en detrimento de la profesión de auditoría interna o de la organización.

1.4. Respetarán y contribuirán a los objetivos legítimos y éticos de la organización.

2. Objetividad

Los auditores internos:

2.1 No participarán en ninguna actividad o relación que pueda perjudicar o aparente perjudicar su evaluación imparcial.

Esta participación incluye aquellas actividades o relaciones que puedan estar en conflicto con los intereses de la organización.

2.2 No aceptarán nada que pueda perjudicar o aparente perjudicar su juicio profesional.

2.3 Divulgarán todos los hechos materiales que conozcan y que, de no ser divulgados, pudieran distorsionar el informe de las actividades sometidas a revisión.

3. Confidencialidad

Los auditores internos:

3.1 Serán prudentes en el uso y protección de la información adquirida en el transcurso de su trabajo.

3.2 No utilizarán información para lucro personal o que de alguna manera fuera contraria a la ley o en detrimento de los objetivos legítimos y éticos de la organización.

4. Competencia

Los auditores internos:

4.1 Participarán sólo en aquellos servicios para los cuales tengan los suficientes conocimientos, aptitudes y experiencia.

4.2 Desempeñarán todos los servicios de auditoría interna de acuerdo con las Normas para la Práctica Profesional de Auditoría Interna.

 4.3 Mejorarán continuamente sus habilidades y la efectividad y calidad de sus servicios.

Por Manuel A. Gutierrez, CIA,CRMA,CBM,CFS


Referencias:

The Institute of Internal Auditors, USA, The Committee of Sponsoring Organizations (COSO, 1992, 2004,), Fundación de Investigaciones de IIA, Código de Ética adoptado por el Consejo de Administración de IIA  el 17 de junio de 2000.


[1] Que mantiene sus derechos u opiniones profesionales sin permitir ninguna clase de influencia o intromisión. No tener relación directa con las áreas a intervenir que pueda afectar su imparcialidad.[2] Es un examen objetivo de evidencias con el propósito de proveer una evaluación independiente de los procesos de gestión de riesgos, control y gobierno de una organización. Por ejemplo: trabajo financiero, de desempeño, de cumplimiento y otros.[3] Es el proceso para identificar, evaluar, manejar y controlar acontecimientos o situaciones, con el fin de proporcionar un aseguramiento razonable respecto del alcance de los objetivos de la organización.[4] Es cualquier medida que tome la dirección de la organización para gestionar los riesgos y aumentar la probabilidad de alcanzar los objetivos y metas establecidas.[5] Es la combinación de los procesos y estructura implantados por la dirección de la organización para informar, dirigir, gestionar y vigilar las actividades con el fin de lograr sus objetivos.

Advertisements

About Manuel A. Gutierrez, CIA, CRMA, CBM, CFS

Certified Internal Auditor(CIA) - Certified Risk Management Assurance(CRMA) - Certified Business Manager(CBM) Certified Fraud Specialist(CFS) - Miembro de la Junta de Gobierno del Instituto de Auditores Internos Inc. - Capítulo de Puerto Rico
This entry was posted in Auditoria, Control Interno, Riesgo and tagged . Bookmark the permalink.

One Response to LA OFICINA DE AUDITORÍA INTERNA ¿En realidad conocemos su función?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s